Uno de los socios de Balbino es un anciano prematuro. Tanto, que asegura haber pasado la crisis de los 40 cuando tenía 28 años.

Los demás nos reíamos bastante (con él y de él) porque, efectivamente, es un señor mayor en el cuerpo de una persona de 41 años.

Hasta que nos llegó a nosotros la crisis de los 45 y dejamos de reírnos.

¿Que qué es la crisis de los 45? Pues el momento en el que nos dimos cuenta de que tenemos en el almacén una cantidad casi obscena de pares del 45. Ese excedente de stock es fruto de nuestra inexperiencia en las primeras temporadas (¿quién diría que las tallas más comunes para hombre son el 41 y el 42?) y de la lenta pero imparable acumulación en las siguientes.

Por eso, activamos el manual de crisis de los 45 y te pedimos que, si conoces a una persona que calza ese número (o que está entre el 45 y el 46, que ya sabéis que tallamos grande) le hagas llegar esta información -en resumen, que tenemos unas zapatillas de estar en casa hechas con telas de primer nivel, con un vulcanizado de primera, horma propia y fabricadas aquí.

No sorteamos nada, pero harás feliz a esa persona de pies grandes que no suele encontrar zapatillas buenas y bonitas de su talla. No es poca cosa.

Venga, échanos un cable. ¿O queréis que acabemos comprándonos una Harley o empezando a correr maratones? Acabemos con la crisis de los 45.

 

P.S: Para facilitarte el trabajo, te dejamos el enlace a los modelos que nos quedan en el número 45. Encontrarás auténticas joyas: el último par del modelo Cuscumita, por ejemplo. Uno de los hits de nuestra primera colección.

Author admin

Deja una respuesta